La Avenida Guadalupe, que no hace mucho tiempo fue pavimentada en su totalidad y que ha servido como desahogo vehicular y principalmente para tráfico pesado, y que aún  hace más rápido el traslado a localidades ubicadas al poniente del municipio, ha sido convertida por algunos conductores avezados como pista de carreras.

 

El problema es que representa un grave peligro para peatones que circulan de las colonias San Francisco, Guadalupe y San Sebastián y que para llegar a sus centros de estudios o bien para desplazarse más rápidamente al centro de la ciudad circulan por esta avenida y el miedo es que circulen automotores a gran velocidad no interesándoles que se puedan llevar a su paso a algún peatón en su loca carrera.

 

Tal parece que cuando se pavimento la calle en mención se les olvido la colocación de reductores de velocidad y es por eso que a los dueños de vehículos les da por imprimirle velocidad con tal de salir rápido de esta arteria vial, lo que también es un riesgo que cerca de la validad en mención se ubican una escuela primaria, telesecundaria, la clínica del IMSS y el CBTA 142, por lo que mas vale tomar medidas de precaución a tiempo y no cuando suceda una tragedia que deje hechos lamentables, toca a las autoridades el poner atención a este problema y si lo quieren colocar a la brevedad los reductores de velocidad que son muy necesarios.

 

DEJA UNA RESPUESTA