VANEGAS. – Habitantes del barrio consideraron urgente que las autoridades de cualquier órgano de Gobierno construyan un puente a desnivel para unir este sector can la cabecera municipal, ya que las vías del ferrocarril obstruyen el paso a vehículos y principalmente a adultos mayores y personas con alguna discapacidad.

Esta situación, señalan amas de casa, coloca a los habitantes del Barrio de Santiago en estado de indefensión pues ante una urgencia, tendrían que acudir a Matehuala porque no se puede pasar al otro lado, donde prácticamente se encuentran todos los servicios públicos y productos de primera necesidad.

Desde que fue privatizado el ferrocarril, la compañía ferroviaria ha dividido tajantemente a la zona urbana de Vanegas y para llegar hacia el otro extremo de las vías del tren, se tiene que subir un puente metálico de gran altitud o en su defecto, dar una vuelta de hasta 25 kilómetros.

Para cruzar los patios del ferrocarril, los escolares, amas de casa trabajadores y otras personas, tiene que subir dicho puente, el que no es apto para adultos mayores y tampoco para personas con discapacidad, tampoco tiene el debido alumbrado público y provoca miedo crúzalo por las noches.

De forma constante se ha pedido un puente a desnivel para que pasen automóviles y personas en silla de ruedas, sin embargo, ni la empresa de ferrocarril ni las instancias de gobierno toman la iniciativa para resolver este problema que se considera mayúsculo para los habitantes de Vanegas.

DEJA UNA RESPUESTA