MONUMENTO A LA MADRE

El Día de la Madre en México es una celebración bien establecida, casi sagrada. Con tantas diferentes formas de celebrarlo –algunas que no incluyen gastos y consumismo- no suele haber grupos o personas que estén en contra de la celebración. Pero su inicio fue una controversia, al menos así lo aseguran algunos investigadores. En nuestra ciudad el festejo del día de las madres se remonta hacia 1945, en el que los homenajes para las madres de realizaban tanto en los barrios o colonias así como en las instituciones educativas y centros laborales. Fue hasta el 10 de Mayo de 1972, que el Dr Eduardo Rocha Pérez, inauguró el monumento a la madre en la plaza que hoy todos conocemos como “10 de Mayo”, a partir de entonces cada administración conmemora este día con un acto cívico y un emotivo homenaje a las madrecitas en su día. Aun para muchas personas esta plaza solo es reconocida por el nombre sin tomar mucho en cuenta el monumento erguido en honor a la madre, hay quienes durante años han transitado por el lugar sin saber la historia. Durante algunos años la plaza se veía poblada pues ahí estuvo por varios años el Hospital General de Salubridad, en la actualidad solo son las oficinas administrativas de la Jurisdicción Sanitaria. Conoce a través de nosotros estos espacios de historia únicos en nuestra bella ciudad de las camelias.

Compartir

Dejar respuesta