José Eulalio Martínez Torres, mejor conocido como “LALITO” fue un hombre que dejo un rica historia en la región en la cual vivió, nacido en el pueblo de Cedral en año el de 1935, fue el primero de 7 hijos, donde sus estudios solo abarcaron hasta el nivel primaria.

Su niñez la vivió en esas tierras, para posteriormente trasladarse a la ciudad de Matehuala, en la cual permaneció algunos años y en donde se dedicó al comercio en un puesto del mercado que anteriormente le perteneció a su progenitor, en el vendía joyas engarzadas y al observar que las personas no contaban con los suficientes ingresos para adquirirlas, invento bisutería de plástico muy llamativa.




Su madre tuvo un gran espíritu de superación, lo cual la llevó a comprar una cámara de cajoncito donde además de laborar como empleado en los distintos comercios de esa época, tuvo la oportunidad de aprender con su madre el arte de la fotografía a la que se dedicó la mayor parte de su vida.

A los 18 años empezó a dedicarse a la fotografía, y una vez de haber aprendido a revelar su propio trabajo gracias a la ayuda de un amigo, monto un laboratorio fotográfico al cual le puso el nombre de “Foto Daguerre” donde se trabajó de manera preferencial en blanco y negro, y ya más adelante revelaban transparencias las cuales les dieron muchos éxitos por que se captaban   paisajes muy hermosos.

A los 20 años regreso a la tierra que lo vio nacer, a la  que siempre amo, en sus ratos libres cultivaba su jardín con una gran variedad de flores y así mismo tomaba fotos en las rancherías para después entregarlas , motivo que le valió para ser muy conocido y querido llegándole a nombrar “el señor de Matehuala”.

Muy pronto creció su negocio y no le alcanzaba para tomar, revelar y repartir las fotografías, motivo por el cual se dio a la tarea de contratar personas para que le apoyaran a realizar su trabajo, fue así que conoció el año de 1972 a una joven llamada Ma. Del Carmen Alvarado Velázquez con la cual contrajo matrimonio al poco tiempo de conocerla, de dicho matrimonio se procreó dos hijas llamadas Isabel Cristina y Teresita de Jesús Martínez Alvarado.

DEJA UNA RESPUESTA