“Estaba en la Plaza de Armas hace unos días, cuando unos visitantes me preguntaron si contábamos con el espacio para tomarse la foto donde apareciera el nombre de la ciudad. Les contesté que sí, por supuesto. Lo complicado fue cuando tuve que explicarles cómo llegar (a donde estaban las letras de MATEHUALA)”

Esta es la narrativa que nos regaló la licenciada. Alma Rosa Rodríguez Barrón, reconocida conductora de radio y catedrática en distintos planteles educativos.

“Debían tomar la calle Hidalgo al norte. ¿cómo cuántas cuadras? era una de las dudas que les surgió y yo, este, mmm… bueno para no entrar en detalles les señalé que deberían seguir hasta ver una glorieta; dar media vuelta a la misma y tomar al poniente y de nueva cuenta seguir hasta encontrar otra glorieta y ahí estaba el lugar que buscaban. Ya imaginarán la cara de desconcierto de las personas”.

Y es que por lo general el nombre de la ciudad para tomarnos la “foto oficial” se ubica (o debe ubicarse) en un espacio céntrico, concurrido y con la pena, pero el de la nuestra (ciudad) no se caracteriza por ello.

¿Se podrá considerar la posibilidad de reubicar el nombre que está en la glorieta “Las Gaviotas”, “o bien, colocar otro en un espacio menos alejado?
Perdón…simple sugerencia”. Termina diciendo la locutora, dirigiéndose a la autoridad municipal.

DEJA UNA RESPUESTA