MATEHUALA. – En la década de los 70´s, Matehuala entero vibró de emoción al ver volar a bordo de una motocicleta, a un joven e intrépido, al que se le conoce como Tomasín y el cual, en un acto de valentía, hacía sobre su motocicleta Carabela una y mil peripecias que fueron la admiración de quien las vio y fue testigo.

Hechos históricos que marcaron el deporte del motociclismo por un piloto fuera de serie y que acompañado solamente de una capa sobre sus hombros y un casco, fue capaz de cruzar por alto el conocido “Arroyo de los Perros”, al Sur de la ciudad, un hecho registrado en el mes de mayo, de 1976.

Tomasín fue capaz de rodar en motocicleta a 100 Km por hora y lo hacía de cabeza, arriba del asiento de su Carabela.

Acrobacias de todos sabores y colores hacía Tomasín, como subir el cerro del Fraile, brincar en una rampa hasta cinco automóviles, o más de 20 personas, son parte de sus acrobacias a bordo de motocicleta, que hoy siguen siendo el asombro de las generaciones que llegaron a verlo.

DEJA UNA RESPUESTA