Hay muchas personas que deciden hacer el corte o la poda de árboles sin ningún tipo de permiso del Ayuntamiento, por lo que vecinos de ciertos sectores han señalado que se ha observado como algunos árboles han sido cortados desconociéndose sin quienes lo hicieron cuentan con el permiso correspondiente.

Según el último reglamento de parques y jardines la tala o derribo de árboles en áreas públicas o de uso común, sólo procederá en los casos siguientes: I. Cuando exista peligro real para la integridad física de las personas o de sus bienes; II. Cuando haya concluido su vida biológica; III. Cuando sus raíces o troncos principales estorben a la vialidad, amenacen con destruir las construcciones o deterioren el ornato urbano; IV. Por ejecución de obras de utilidad pública; y V. Por otras circunstancias graves, previo el dictamen de la Dirección.

Además para llevar a cabo acciones de poda o tala de árboles o de vegetación verde leñosa o sarmentosa en las zonas urbanas del Municipio, se requiere autorización del Gobierno Municipal.

Para ello los interesados deberán presentar solicitud por escrito dirigida a la Dirección de Ecología, a partir de la cual se practicará una visita de inspección o verificación con el objeto de dictaminar técnicamente respecto de la procedencia o no de la petición.

Sin embargo quienes han podido presenciar los árboles que han sido talados, estos no representaban ningún riesgo ni se encontraban secos por lo cual se quedaron sorprendidos ante estos hechos.

DEJA UNA RESPUESTA