La construcción de la refinería Dos Bocas con la cual México pretende lograr la autosuficiencia en la producción de combustibles, se localiza en un zona inundable, además se debe tomar en cuenta los posibles riesgos que representa para el medio ambiente, afirmó el experto Polioptro Martínez.

El director de la Cátedra UNESCO-Universidad de las Américas de Puebla en Riesgos Hidrometeorológicos explicó a Notimex que se debió revisar “los posibles riesgos, pues estará en una zona inundable que forma parte del Delta del Grijalva. En el 2007, el 70 por ciento de esa zona estaba inundada”.

“Hay una fuerte erosión costera en esa zona, además de la subida del nivel mar que se está acelerando por el deshielo en Ártico”, puntualizó el experto con más de 30 años investigando el cambio climático.

Martínez, quien fue uno de los impulsores de las Conferencias de las Partes (COP) que en 2016, en México, permitieron la firma del Acuerdo de París para disminuir los efectos de gases de efecto invernadero, destacó que no es experto en cuestiones petroleras.

“No soy experto en cuestiones petroleras; hay muchas opiniones, desde lo que dicen que no hay que construirla, hasta quienes dicen que el problema es más bien financiero”, destacó.

El experto anotó que “se deben revisaran los riesgos, porque sería trágico construirla al vapor sin la cantidad y calidad de los estudios necesarios. Habría que revisar si no se necesita una obra de protección costera o fluvial”.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, encabezó el pasado fin de semana el inicio formal de la construcción de la obra y destacó que con su construcción “no se incrementará el precio de la gasolina”, además de que habrá autosuficiencia energética.

Por su parte, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, destacó también que se cuentan con estudios hidrológicos, topografía, mecánica de suelos, sismológicos, muestreos de suelo, agua y aire del lugar.

Refirió que en los próximos días se presentará el estudio de riesgo ambiental, así como del impacto; “en materia ambiental se ha tenido todo el cuidado y estamos trabajando en conjunto con las instancias correspondientes”.

De acuerdo con la Secretaria de Energía “la nueva Refinería en Dos Bocas, Tabasco, abarca 704 hectáreas de terreno, propiedad federal, cuya localización es la ideal ya que ahí llegan los ductos de petróleo y la materia prima proveniente del litoral de Tabasco y la sonda de Campeche, donde se extrae el 80 por ciento de los hidrocarburos del país”.

Apuntó que “permitirá incrementar la producción de gasolina y diésel para apoyar la movilidad del parque vehicular en el país. Asimismo, en su etapa de construcción generará hasta 135 mil empleos, de los cuales 23 mil serán directos y 112 mil indirectos”.

DEJA UNA RESPUESTA