Real de Catorce.-A pesar de que de la noche a la mañana se ha hecho mucho ruido en todos los aspectos  acerca de la construcción de la presa de La Maroma, los habitantes del lugar se han manifestado abiertamente expresando que defenderán el vital líquido hasta sus últimas consecuencias para asegurar que el mismo  tenga  primordialmente  el uso para consumo humano que es  lo inquieta a las familias campesinas.

Flavio Sifuentes Castillo juez auxiliar del ejido Real de Maroma fue más que claro en sus señalamientos al destacar que en ningún momento se permitirá que los organismos del agua desvíen el plan fundamental de la constricción de la presa, mismo que consiste en dotar de agua a las comunidades de la región, donde están contemplados ejidos pertenecientes a los municipios de Real de Catorce, Villa de Guadalupe y Matehuala.

Manifestó que resulta molesto y desagradable estar escuchando comentarios malintencionados  de gentes y personajes que no tienen ni vela  en el entierro, y menos aun cuando la obra ni siquiera ha sido concluida lo que considero como la más importante obra en este sexenio ejecutada en esta región del altiplano potosino.

Para concluir como autoridad ejidal hizo patente su compromiso de permanecer vigilantes constantemente de que todo marche sobre ruedas en torno a la construcción de la presa La Maroma, sobre todo porque el agua fluye de la propia comunidad y por lo tanto sería ilógico que  las familias del lugar estuvieran solapando situaciones anómalas que afecten el suministro del vital líquido para los comuneros locales.

DEJA UNA RESPUESTA