Los habitantes de la ciudad continúan resintiendo las altas temperaturas, las cuales se vienen presentando desde meses atrás, provocando que el consumo de agua potable incremente, además de otro tipo de bebidas para mitigar la sed que los agobia.

La prevención y tomar en cuenta las medidas que se recomienda ayudan a disminuir enfermedades asociadas a los cambios de clima, según lo que señalan los cuerpos de auxilio y las autoridades de salud.

Las autoridades sanitarias señalan que las altas temperaturas son peligrosas, en especial para los bebes, los niños pequeños, las personas mayores de 65 años o aquellos que padecen enfermedades crónicas.

Recordaron que el consumo de agua es fundamental para el buen funcionamiento del cuerpo, por ello se debe beber entre 1.5 a 2 litros de agua al día, cantidad suficiente para favorecer el proceso de digestión.

Además tomar medidas preventivas como tomar mucha agua durante todo el día, a pesar de que las lluvias se han presentado constantemente, en algunos casos la humedad que se genera en la tierra, ha provocado que el ambiente se encuentre mucho más caluroso.

DEJA UNA RESPUESTA