Piedra metal y madera, origen de la artesanía catorceña

0

REAL DE CATORCE.- La imaginación y el talento se desbordan cuando en un santuario espiritual y cultural como lo es Real de Catorce, se cuenta con materias primas como las piedras diversas, artículos extraídos del metal y la madera que procede de los encinos, pinos o álamos que existen en la sierra Catorceña.

 

Estos tres elementos son el origen de cientos de piezas artesanales que se venden en el poblado a peregrinos, turistas, visitantes, o simplemente se intercambian entre los mismos pobladores o entre los propios artesanos, algunos de la localidad y otros de origen externo, pero ambos con gran capacidad e ingenio para sacar provecho de los recursos que abundan en la región.

 

Real de Catorce se mantiene vivo por su historia, leyenda, cultura y religión. Estos cuatro conceptos son los que permiten que poco más de 300 personas se dediquen a vender los más de 2 mil distintos artículos que se pueden ver en las calles centrales del poblado.

 

Y aunque existen algunas artesanías de plástico, piel y de hilos variables, los objetos artesanales de piedra metal y madera, son el origen de la Artesanía Catorceña que se infiltra entre un gran bullicio comercial de un poblado pequeño.

 

LAS PIEDRAS PRIMERO.

 

Muchas de las piedras con las que se elaboran collares, pulseras o dijes entre otros artículos, son recolectadas en la montaña o en arroyos que provienen de las antiguas minas, pero otras son traídas de otras regiones para trabajar con ellas en el oficio de la artesanía, sobre todo las que se consideran magnéticas o que supuestamente contienen una gran cantidad de energía positiva

 

Pero con ellas, los artesanos logran conjuntar la habilidad y la imaginación para lograr construir un artículo vendible; una pieza con gran atractivo comercial.

 

La pirita llamada también “la piedra de los 7 metales”, el cuarzo de diversos colores, el imán negro o gris, el jade “ojo de tigre” y otras piedras que simplemente son el residuo de la minería, son las que se utilizan para hacer productos artesanales.

 

Así surge una gran variedad de adornos colgantes, pero todos estos artículos, poseen una gran dosis de dedicación y talento de los artesanos que radican en el llamado pueblo mágico.

 

EL METAL CONVERTIDO EN CURIOSAS FIGURAS.

 

Muchas de las figuras que se han elaborado con productos procedentes de distintos metales conforman ahora la llamada “metalistería”, una “curiosa” forma de hacer arte mediante los utensilios inservibles, algunos antiguos y otros que aun existen en el mercado.

 

En esta materia, Ramiro Moreno Arriaga, artesano de la comunidad de potrero, ha logrado colocar una exposición en el centro cultural del poblado, en la que con más de 60 distintas piezas de metal, intenta transportar al observador a un mundo lleno de imaginación y misterio, pues entre sus obras se encuentra desde un tenedor, hasta una cadena de maquinaria, objetos que mediante un ensamble, conforman figuras de incalculable valor artístico.

 

Por otra parte los metales como el cobre, el hierro, la plata, el aluminio o una simple tapa rosca de lata entre otros, son utilizados por artesanos para producir figuras y “colguiges” que atraen la atención de los visitantes al Real.

 

LA MADERA, SIMBOLO DE LA FE.

 

Aunque se sabe que algunos artesanos producen obras en madera y muchos artistas manejan la xilografía como modo de grabar su expresión, sin duda los artículos religiosos forjados a base de trozos de árboles, capturan la atención de los visitantes, sobre todo de los peregrinos.

 

En este renglón se destaca que se han producido cristos de madera, vírgenes e imágenes de San Francisco de Asís, el santo mas milagroso para muchos Mexicanos y extranjeros.

 

Según los testimonios de pobladores, en algún tiempo y por muchos años, existió un cristo de madera en el salón de retablos de la iglesia, del que ahora se desconoce su paradero.

 

Ahora se producen copias artesanales de aquel cristo en distintos tamaños, las que son talladas con mezquite, encino o madera de álamo, árbol que se supone abundaba en la región y le dio origen al primer nombre oficial del ahora Real de Catorce.

 

DEJA UNA RESPUESTA