Los trabajos de rehabilitación en bardas de las escuelas se han prolongado por meses de sé que se registró la tromba en Matehuala y las arterias siguen bloqueadas a la circulación vehicular, por lo que automovilistas aseguran que los trabajos deben acelerarse y abrir calles que siguen obstruyéndose con material de construcción.

Una de las calles es Aramberri entre Bocanegra y Altamirano, la que todavía tiene arena y tierra que es colocada por los constructores, limitando el paso a vehículos grandes, lo que afecta el tránsito en esa zona.

Además de provocar caso vial, esta arteria también pone en riesgo a madres de familia que no pueden transitar por las banquetas debido a la arena y tierra que no ha sido removida del lugar, pese a que dentro delas escuelas, hay suficientes lugares para almacenar materiales

Los automovilistas admiten que los trabajos provocan molestias, lo que no entienden, es el motivo por el que tardan tanto tiempo en edificar una construcción y también se preguntan porque las constructoras y autoridades escolares no toman en cuenta las afectaciones.

Según las versiones recogidas, la mayoría delas obras publicas “duran eternidades” y parece que las construcciones se prolongan a propósito, pues, aunque se ve la afectación del tráfico y los riesgos que representan, los constructores no agilizan los trabajos.

DEJA UNA RESPUESTA