Una comisión de habitantes del Altiplano potosino, entregaron un posicionamiento al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador para que suspenda de manera definitiva el otorgamiento de concesiones de megaproyectos eólicos y granjas agroindustriales, según argumentaron afectarán irremediablemente el agua, tierra, aire y ecosistemas de la zona.

En el documento señalan que la zona ha servido como trampolín para la gestión de planes y programas de ordenamiento territorial de mega proyectos así como de carreteras y represas que representan un atentado al recurso natural.

“Nos pronunciamos y exigimos a Usted, la revisión puntual del número de concesiones mineras para repartir el pastel de la recaudación fiscal minera (de impuestos ridículos) hacia los municipios y localidades, sino para la cancelación total y suspensión definitiva en el otorgamiento de estas concesiones y de los megaproyectos eólicos y granjas agroindustriales que afectarán irremediablemente la salud de nuestra agua, tierra, aire y ecosistemas”.

En los municipios de Cedral, Vanegas, Catorce, Matehuala, Villa de la Paz, Villa de Guadalupe, Guadalcázar y Villa de Ramos según indicaron representan una región también es reconocida por su actividad agropecuaria sin embargo, “se han visto favorecidos los capitales privados, las mafias políticas estatales y municipales y los intereses multinacionales en detrimento de la economía familiar de los habitantes de esta región”.

En el caso del agua, se encuentra amenazada con la construcción de la represa La Maroma, pues se pretende llevar el líquido vital hacia la zona industrial de Matehuala y los colindantes como Cedral y Vanegas. Además señalaron que en dicha área existen 2 concesiones mineras, de los cuales se sospecha que el uso del agua pueda ser empleado para lixiviación con cianuro para la extracción de oro.

Y agregaron que se han autorizado parques eólicos en los municipios de Santo Domingo y de Charcas (Parque Dominica I, Dominica II y San Francisco) que en conjunto cuentan con más de 300 aeroturbinas generadoras que se instalaron sin las debidas consultas y bajo contratos con “letras chiquitas” que no informan de las transformaciones al territorio y de las alteraciones en el pastoreo y acceso a tanques de agua que son fundamentales en la zona.

DEJA UNA RESPUESTA