Cedral.- Muchas embarazadas, quienes habitan en las comunidades con alto grado de marginación y pobreza, son víctimas de violencia obstétrica por médicos no acreditados en la secretaria de salud e incluso paternos.

La titular de un módulo de atención por el instituto de la mujer, dijo que  para atender esta problemática, se mantiene talleres de orientación hacia las féminas, exhortándolas a denunciar dichas agresiones, además de compartir su experiencia con otras personas.

El fenómeno de violencia, explicó, es psicológica en las formas como son tratadas y atentan con la inteligencia e intimidad sexual, también física al lesionarlas, con procedencias en revisiones durante el embarazo o bien el patrón, las principales víctimas son jóvenes por su edad.

DEJA UNA RESPUESTA