Real de Catorce. – A tempranas horas del sábado 7 y desde la madrugada del domingo 8 de octubre, se registró la alta afluencia masiva de peregrinos procedentes de varias partes del país, aprovechando las festividades religiosas de San Francisco de Asís en Real de Catorce a darle gracias por los favores recibidos.

Feligreses que provienen de varias entidades del país se han coordinado, y los encargados que encabezan las peregrinaciones, han contratado los servicios de autobuses en las ciudades que los trasladan para no tener contratiempos en su camino, al recorrer distancias de 5, 8, 12, o 15 horas de carretera, dependiendo del lugar donde provengan y llegar a las primeras horas del día.

Algunos peregrinos manifestaron que como vienen en camiones, los operadores los han dejado en la comunidad de Potrero, con un trayecto aproximado a los 7 kilómetros hasta el extremo de Dolores Trompeta al abordar, camionetas de redilas que les cobra 20 pesos por persona y trasladarlos hasta la entrada del túnel.

Asimismo, señalan que una vez llegado al túnel, todavía tienen que abordar un carretón que les cobra 15 pesos por persona, y que en el trayecto que mide el adoquinado Ogarrio, resulta ser cansado para algunas personas de la tercera edad, que apenas pueden dar el paso y otras que traen algún aparato ortopédico, representando una incomodidad en su traslado en camionetas desde Potrero.

Apuntan feligreses católicos que una vez llegado al otro lado del túnel en la explanada de Ogarrio, se encaminan con dirección al templo y que la calle principal es un tanto difícil de transitar, porque los puestos están de lado a lado y este año se incrementó el número, sin dejar espacios vacíos además de que algunos comerciantes se atraviesan en medio de la calle obstruyendo el paso.

DEJA UNA RESPUESTA