De manera insólita y sin precaución alguna se desplazan de un lugar a otro con pequeños niños inconscientes del riesgo al que se enfrentan por la irresponsabilidad de sus padres, al ocupar hasta cinco personas en una moto, la cual no fue diseñada o creada para ese propósito, tienden a llevar en ocasiones a recién nacidos con una sola garantía, la suerte de no tener la mala experiencia de que quien opera la motocicleta derrape o simplemente se impacte.

Esto se está haciendo cada vez más común en toda nuestra localidad, no se diga a la hora de las escuelas donde la mayoría de los padres o madres de familia optan por esta maniobra, cuando no se preocupan por la mas mínima seguridad tanto de ellos como de las personas que llevan, tan vez ya la costumbre que a día de hoy no les ha pasado nada los alienta a seguirlo haciendo.

El plan que se había implementado de que no se debería transportar más de dos personas en una moto, quedó como lo que fue sólo palabras que nadie respetó y tomó como burla al igual que el que se había planteado de que se debía utilizar el casco de seguridad el par de personas y no solo una de las que circulan en la unidad.

DEJA UNA RESPUESTA