CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que, frente a las redas antimigrantes desatadas en Estados Unidos, su gobierno no ha registrado nada fuera de lo normal, por lo que descartó que hubiera una violación de los acuerdos pactados hace poco más de un mes en Washington.

Por lo anterior, precisó, el Estado Mexicano no enviará nota diplomática ni iniciará procedimiento alguno por ese asunto.

“Se habla de que son mil 800 los mexicanos en general que están siendo juzgados en Estados Unidos y ellos son los posibles migrantes que regresen a nuestro país, y estamos pendientes protegiéndolos, apoyándolos, en el caso que se diera esa deportación, estaríamos dándoles opciones y alternativas”, dijo.

Y es que el mandatario optó por referirse a sus planes de empleo para migrantes indocumentados que cruzan México, así como a los datos generales del plan implementado por su gobierno para frenar el flujo migratorio hacia Estados Unidos:

“Hay una disminución del número de deportados o detenidos en Estados Unidos del orden de 30% con relación a lo que sucedía antes del acuerdo; de modo que son buenos resultados, no ha habido violación de derechos humanos y ya está en marcha el plan de creación de empleos”.

Según el presidente, ya hay mil 200 migrantes trabajando, la mitad en la frontera sur y la mitad en el norte.

DEJA UNA RESPUESTA