La alianza federalista iniciará formalmente esta semana ante el Poder Judicial de la Federación la estrategia para defender la extinción de 109 fideicomisos solicitada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al Congreso de la Unión.

A través de un pronunciamiento emitido la tarde de este domingo, los gobernadores que conforman la alianza señalaron que acudirán a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en los próximos días para interponer las controversias constitucionales con el fin de echar abajo la extinción de los fideicomisos.

De manera específica, puntualizaron que los recursos legales perseguirán dos objetivos primordiales para evitar «el tsunami de la devastación» porque no sólo se trata de fondos públicos, sino también de recursos privados.

No todos los recursos que se quieren concentrar en la Tesorería de la Federación son de origen federal. Muchos son privados, de origen nacional o internacional; otros son públicos, pero emanados los Estados y municipios, lo cual será motivo de innumerables litigios, costos e indemnizaciones», destacó el comunicado de prensa.

Precisaron que las controversias constitucionales, preparadas por los equipos jurídicos de cada uno de los estados que integran la Alianza Federalista, operan en dos niveles de impugnación: uno abstracto, que combate la violación de principios y preceptos constitucionales; y otro, concreto que desarrolla conceptos de invalidez por cada uno de los 109 fideicomisos extinguidos, haciendo valer las afectaciones particulares y contextualizadas a cada estado.

De esta manera, adelantaron que solicitarán en su demanda suspender la extinción de los fideicomisos hasta en tanto no se resuelva de fondo cada una de las controversias que serán presentadas.

El primer objetivo de la estrategia legal es lograr la suspensión del acto reclamado, es decir, que la Corte ordene suspender la concentración de los recursos de los 109 fideicomisos (más de 68 mil millones de pesos) en la Tesorería de la Federación hasta que se resuelva el fondo de la controversia, a riesgo de volver irreparable el daño. El segundo y central objetivo es que la justicia federal declare inconstitucional la reforma que extingue los fideicomisos y la deje sin efectos», señaló.

Los gobiernos estatales subrayaron que las controversias constitucionales no serán la única vía por la cual serán defendidos los recursos concentrados en los fideicomisos y que de acuerdo con el presidente López Obrador serán ocupados en su mayor medida para fortalecer el sistema de salud y comprar las vacunas contra el covid-19.

Los juicios de amparo también se contemplan en la estrategia legal de la alianza federalista integrada por los gobiernos de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas.

Algunos de los argumentos legales que harán valer ante los ministros consisten en que la extinción de fideicomisos viola principios y preceptos constitucionales «a granel y presupuestos públicos asignados y en ejercicio; desquicia por igual haciendas públicas y patrimonios privados».

Además, sostendrán que la reforma aprobada semanas atrás confisca derechos adquiridos de gobiernos, organizaciones y personas.

Trunca proyectos públicos y privados; de vida y familia, de ciencia y justicia; de cultura y deporte; de sustento y salud. Condena indiscriminadamente al desamparo y concentra recursos, que hasta hace unos días estaban debidamente etiquetados», indicó el anuncio de la alianza federalista de gobernadores.

Compartir

Dejar respuesta