La baja demanda en el servicio de taxis ha afectado de manera muy negativa a quienes ejercen esta profesión en el municipio, las tarifas no florecen para nada, no se absorbe ni los gastos de combustible en carreras dentro del municipio.

Una carrera o servicio dentro del municipio así sea hasta las periferias se cobra en 30 pesos, considerando que se puede recorrer una distancia media de dos kilómetros por un servicio, el consumo de combustible no ayuda sobre todo por el alto precio en que se encuentra.

Sixto Silva Ruiz es uno de los ciudadanos que se desempeña en este rubro, nos comenta… “la situación esta complicada principalmente por la actual emergencia sanitaria, la gente ya no utiliza taxis a excepción de los días en que llegan de otras rancherías para hacer sus compras, pero de ahí en fuera es casi nula la solicitud del servicio” así mismo José Delgado uno trabajadores del volante que cuenta con más tiempo de servicio en el municipio reafirmo el comentario del taxista Sixto.

Al ser un municipio pequeño la mayoría de las personas prefiere caminar y ahorrarse ese dinero para hacer algunas horas compras de la canasta básica la cual no puede faltar en el hogar.

Compartir

Dejar respuesta