Una de las problemáticas que actualmente se están resaltando en el municipio y que genera preocupación en autoridades, así como en la ciudadanía de forma general, es la venta de bebidas embriagantes a menores de edad, ya que se continua manifestando por parte de la ciudadanía, en donde la responsabilidad no solamente es de los vendedores, sino principalmente de los padres de familia, la comunicación y supervisión que se tiene de los mismos.

Este tema se ha tratado en reuniones de seguridad y salud que se han desarrollado en el municipio, y que autoridades municipales, de seguridad y del sector salud, resaltan la responsabilidad de los padres de familia que tienen sobre los menores de edad, ya que por algunos de los incidentes que se han registrado en la cabecera municipal desde años atrás, es que se han podido percatar que dichos menores de edad se encuentran en estado de ebriedad en la calle, hasta altas horas de la noche.

Y es que varios incidentes o accidentes se han presentado en la madrugada, donde los menores se ven involucrados, por lo que se percatan del estado de ebriedad en el que se encuentran. De esta forma, es que autoridades y representantes de seguridad y salud mencionan la importancia de que los padres de familia tengan mayor control sobre los jóvenes, así como algunos destacan la importancia y piden que a tales padres de familia se les sancione.

En definitiva, se resalta y se lamenta el poco control en menores de edad, ya que los padres de familia son los principales para poder controlar que los menores consuman bebidas embriagantes y que se vean involucrados en hechos lamentables al encontrarse en estado de ebriedad.

Compartir

Dejar respuesta