Desafortunadamente el remedio resulto peor que la enfermedad en relación al mantenimiento que se le dio por parte de los trabajadores del ayuntamiento a la válvula de paso que se encuentra situada al frente del templo de San Sebastián Mártir en pleno centro de la cabecera misma que presentaba un problema de fuga constante de agua en gran cantidad y que después de que los trabajadores del ayuntamiento decidieron remediarlo para evitar mas fugas tardando alrededor de 3 días en terminar dichos trabajos, al día siguiente se comenzaron a formar baches y posteriormente parecer como si nada hubiera pasado porque como capricho del destino o resultado de un trabajo superficial nada mas para “taparle el ojo al macho” de nueva cuenta dicha válvula de paso presento una nueva fuga de agua mucho más abundante.

Por lo que todo hace suponer que de nueva cuenta tuvieron que regresar de nueva cuenta a buscar solucionar esta problemática por lo que se tuvo que hacer dos trabajos en lugar de uno y lógicamente más gastos innecesarios al erario municipal, por lo que ahora si se espera que haya quedado solucionado ya que sino ahora si seria el colmo para la población que se continuara con el mismo problema, además de que el puntito negro de todo esto es que siguen rellenando con tierra las aberturas que hacen en el pavimento provocando que con el paso de los días se conviertan en baches que afectan al tránsito vehicular

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta