CHARCAS S.L.P.- Este lunes se cumplieron cuatro semanas exactas del inicio del paro laboral que se realizó por trabajadores mineros en Charcas, derivado de la reducción de utilidades de un 90% por parte de la Industrial Minera México, semanas en las que el nulo avance de las negociaciones ha dejado como resultado la división de dos grupos de mineros y algunos aviso de recesión para trabajadores.

Pese a los diversos acercamientos que se han mantenido entre trabajadores mineros y personal de la empresa, hasta el momento los acuerdos no se logran mantener en un interés y conformidad común, motivo por lo que se espera que nuevamente en el transcurso de esta semana se pueda mantener un acercamiento más con la intervención de la Secretaria del Trabajo.

Durante las últimas semanas los 782 mineros que conforman al Sindicato Nacional de Trabajadores  de la Exploración, Explotación y Beneficio de Minas de la República Mexicana se han divido en dos grupos, uno de ellos enfocados a solicitar el pago de las utilidades y esperar a que esto se resuelva para poder regresar a laborar, así como existe otro grupo que se mantiene conforme y busca ingresar a laborar de manera inmediata, ya que manifiestan que les preocupa perder su trabajo y la problemática económica va aumentando con el paso de los días.

Hasta el momento la guardia en el exterior de la empresa minera se mantiene para evitar el ingreso de personal a laborar. En la próxima reunión que se espera lograr esta semana se contará con representantes de ambos grupos mineros, así como se estará retomando la participación del representante nacional del sindicato, Felipe Vázquez Tamez, quien se mantiene como la parte mediadora.

A través de esta semana se ha logrado el apoyo de la población a través de despensas y alimento, así como también se ha registrado la intervención de diversos grupos políticos, quienes se han acercado a los trabajadores mineros con la finalidad de asesorarlos.

El interés de regresar a laborar se ha manifestado de manera generalizada, más aun teniendo en cuenta que el cierre de minas se ha estado registrando en las últimas semanas, por lo que el cierre de la mina local es un riesgo que se mantiene de manera vigente y que puede derivar en la pérdida del empleo de aproximadamente mil personas.

Compartir

Dejar respuesta