Una parte sustancial de la historia detrás del juicio contra el narcotraficante Joaquín ‘Chapo’ Guzmán se ha mantenido en secreto por parte de las autoridades de Estados Unidos.

Las sombras se ciernen principalmente en lo referente a la supuesta corrupción de funcionarios estadunidenses vinculados al tráfico de drogas, la presunta vinculación de dos expresidentes de México en una trama de sobornos del Cártel de Sinaloa, la presumible participación de bancos privados en operaciones de lavado de dinero, y lo que aparentemente negoció el Gobierno de Estados Unidos a cambio del testimonio de varios excolaboradores del capo, en el denominado “juicio del siglo”.

A pesar de que el proceso judicial contra el ‘Chapo‘ Guzmán ha arrojado una serie de revelaciones sobre cómo opera el negocio del tráfico de drogas, el juez Brian M. Cogan ha denegado sistemáticamente dar a conocer información sensible sobre la corrupción imperante al interior de los gobiernos de México y Estados Unidos.

Sobornos hacia expresidentes mexicanos

El pasado 20 de noviembre, durante el primer día de juicio, el Gobierno de Estados Unidos presentó un memorando secreto para restringir el testimonio de algunos testigos sobre la corrupción en México, sin que el juez explicara a detalle las razones para mantener la reserva de dicha información.

Esto, a pesar de que la defensa del ‘Chapo’ Guzmán había ofrecido presentar pruebas de que los expresidentes mexicanos Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón habrían recibido sobornos del cártel.

Dicha información se mantuvo en reserva a pesar de que uno de los principales testigos, Jesús Zambada, reveló que funcionarios del Gobierno del expresidente Calderón como Genaro García Luna, el entonces encargado de la seguridad pública, habrían recibido millonarios sobornos por parte del Cártel de Sinaloa.

Corrupción de autoridades de Estados Unidos

Asimismo, el juez Cogan también se ha negado de manera recurrente a revelar información que pueda involucrar a funcionarios de Estados Unidos en la trama criminal que se le imputa al capo mexicano, quien habría realizado diversos negocios con cómplices estadunidenses en ciudades como Chicago.

En las últimas semanas, Cogan también determinó que la defensa no puede hablar sobre la Operación Rápido y Furioso, mediante la cual el Gobierno estadunidense entregó armas a los cárteles de la droga, sin conocimiento del Gobierno de México.

Dicha operación, realizada por la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos entre 2006 y 2011, permitió que se introdujeran ilegalmente más de 2 mil armas a México que terminaron en manos de organizaciones criminales.

Participación de la banca privada

Otro de los temas que ha brillado por su ausencia durante el juicio contra el ‘Chapo’, es la manera en que ingresaron millonarias sumas de los cárteles de la droga en bancos estadunidenses.

Aunque una investigación del Senado y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha establecido que cientos de millones de dólares, provenientes de los cárteles mexicanos, fueron a parar a los bancos Wachovia y HSBC, hasta el momento no se han presentado pruebas sobre este hecho en el juicio contra Guzmán.

Reinicio del juicio

El juicio contra el ‘Chapo’ Guzmán se retomó este jueves 3 de enero, luego de casi dos meses de haber iniciado.

Se estima que el proceso dure entre uno y dos meses más. También se espera que en las sesiones siguientes testifiquen personajes que ayudaron al capo mexicano a escapar de prisión en dos ocasiones.

Con información de RT.

DEJA UNA RESPUESTA