La recolección de PET se ha hecho el sustento de algunas familias las cuales diariamente y ante la necesidad, recorren las calles de esta ciudad para poder hurgar entre los desechos el codiciado desperdicio, para posteriormente comercializarlo con algunas de las empresas dedicadas a comprar material de reciclaje.

Por otro lado y con la finalidad de poder comercializar el material reciclado, las personas que realizan la recolecta utilizan distintos medios de transporte para poder trasladar lo que juntaron, y aunque no significa mucho peso este material es demasiado voluminoso.

Asimismo los pepenadores en ocasiones anteriores han señalado, que mucho material de reciclaje  es recuperado por los trabajadores limpia, por lo cual siempre buscan en otros lugares como en los contenedores, sin embargo procuran no hacer tiradero ni dejar desorden aunque hay algunos pepenadores que no son tan ordenados.

Los expertos señalan que el reciclaje de PET se está proyectando como parte fundamental del boom ambiental que se vive actualmente y, con esto, se está convirtiendo en una de las mayores oportunidades de negocios para toda la industria plástico. Sin embargo, aún debe afrontar una serie de retos antes de ampliar su alcance.

DEJA UNA RESPUESTA