Edomex.- Un grupo de personas ebrias atacaron la casa y auto de un enfermero, al que acusan de ser portador del coronavirus, a pesar que no trabaja en un hospital Covid-19.

Al parecer, el alcohol les dio valor a los vecinos de Yahír Campos, quien trabaja en el Hospital para el Niño en Toluca, para agredirlo verbalmente y hasta lanzarle amenazas de muerte.

Los vecinos quienes estaban borrachos, a decir de Yahir, comenzaron a lanzar piedras a la fachada de su casa, y no conforme con ello, también lo hicieron contra su automóvil que estaba estacionado afuera de su domicilio.

Ante las piedras arrojadas al automóvil, el parabrisas resultó destrozado.

Los hechos se registraron en la localidad de Almoloya del Río, en el Estado de México.

En las imágenes se ve a un grupo de personas que se acercan al domicilio del enfermero de la salud, mientras una mujer es la que comienza con las amenazas.

Compartir

Dejar respuesta