El clásico en Francia terminó este domingo de la peor manera posible para el PSG; perdieron el juego ante el Marsella y Neymar fue expulsado junto a Leandro Paredes y Kurzawa, sin embargo lo peor podría estar por venir.

Y es que tras la agresión que el brasileño le hizo al defensor Álvaro González, bajo reglamento podría irse expulsado hasta 7 partidos.

Según los estatutos de la Ligue 1Ney podría acatar una dura sanción en caso de que la comisión de arbitraje de la Liga Francesa se apegue a la regla, que dice en su anexo 2, artículo 13.1: 

«Cualquier agresión fuera del juego (y sin provocar ninguna lesión a un adversario) puede implicar una sanción de hasta siete partidos. En caso de que la roja sea por un «intento de agresión», puede alcanzar los seis».

El astro mundial se ganó la roja tras comenzar un gresca con el central español, al cual acusó de racista por llamarlo «mono» e incluso siguió sus reclamos por Twitter, donde dijo que lo único de lo que se arrepiente es de no haberle pegado en la cara.

Compartir

Dejar respuesta