CIUDAD DEL VATICANO.

El papa Francisco recibió este domingo para un almuerzo en el Vaticano a unas mil 500 personaspobres y sin hogar, y criticó la indiferencia de la sociedad ante los más desfavorecidos, en el día en que la Iglesia católica celebra la Jornada Mundial de los Pobres.

Mis pensamientos van hacia aquellos (…) que promueven iniciativas de solidaridad para dar esperanzas concretas a los más desfavorecidos», dijo el Papa previamente, en la plaza San Pedro, antes del almuerzo.

He visto recientemente estadísticas sobre la pobreza. Ello nos hace sufrir, por la indiferencia de la sociedad frente a los pobres», agregó Francisco.

El Papa acogió luego a sus mil 500 invitados en la amplia sala Pablo VI, en el Vaticano.

El menú consistió en lasaña, pollo con champiñones y papas, además de postre, fruta y café.

Gracias al Papa y gracias al Vaticano, por ayudar a tantas personas pobres (…)» afirmó Oscar, uno de los invitados, un lituano que lleva viviendo 13 años en Italia.

Compartir

Dejar respuesta