TEXAS, ESTADOS UNIDOS.

Jeff Allen, un ciudadano estadounidense de 56 años, inició la construcciónde su propio muro para impedir el cruce ilegal de migrantes en la franja fronteriza de Estados Unidos y México, donde convergen Texas y Nuevo México con el norteño estado mexicano de Chihuahua.

Allen, en declaraciones a medios, explicó que hace seis años adquirió una propiedad en el lado estadounidense que colindaba con la frontera de estos dos países y que el terreno carecía de alguna construcción que delimitara el espacio.

Esto la hacía una zona de fácil acceso para los migrantes, que al no contar con sus documentos, no podían ingresar por los puertos oficiales a Estados Unidos.

Cae ‘robachicos’ en Texas; tenía a niña de 8 años en hotel

Sin embargo, Allen decidió tomar acciones por su cuenta y con apoyo de donaciones monetarias realizadas por otros estadounidenses comenzó la construcción de un muro de barrotes de acero que miden 5,9 metros de alto.

La obra, parecida a la que está actualmente construyendo el Gobierno de Donald Trump, tiene una longitud de poco más de 800 metros y podría ser terminada en las próximas semanas.

Yo soy patriota, este es mi país y lo voy a proteger. Y voy a proteger a mi familia”, enfatizó Allen, cuya esposa e hija son originarias de Ciudad Juárez.

De acuerdo con Allen, quien además es fundador del grupo de militares veteranos ‘United Constitutional Patriots’, su acción no está basada en el racismo, sino en la protección y seguridad.

Ellos (refiriéndose a las personas migrantes) me aventaron rocas, ellos roban, me poncharon (pincharon) las llantas? estoy cansado, esto sucede desde hace seis años”, aseguró.

Desde la perspectiva del veterano estadounidense, el Congreso de su país ha fallado en proteger las fronteras de la población migrante que no ingresa de forma legal.

Texas: Muere niño migrante en ‘extrañas circunstancias’ 

Aseguró que los ciudadanos ya se encuentran tomando acciones al respecto; esto se puede ver reflejado en la página de internet donde recibe las donaciones para la construcción de su muro.

El Congreso es perezoso, es irresponsable y no protege al ciudadano. Ellos no están protegiendo Estados Unidos. En Estados Unidos, en este momento, 45 personas al día mueren a manos de migrantes”, recalcó.

Para Allen, todas las personas migrantes deberían ingresar de forma legal, tal y como lo hizo su esposa, de lo contrario, no está dispuesto a aceptar a ningún migrante en su país.

Esta es mi casa, no es tu casa, no es la casa de ellos, es mi casa y si quieres entrar a Estados Unidos tienes que hacerlo legal. Yo pienso que legal es genial”, concluyó.

Cada año decenas de miles de migrantes cruzan México y buscan entrar ilegalmente a Estados Unidos con el afán de cumplir su sueño americano.

Además, desde octubre de 2018 miles de ellos también viajan en caravana, un fenómeno más visible y que ha causado choques diplomáticos entre naciones.

DEJA UNA RESPUESTA