Desde un gimnasio hasta una escuela, todo para el pequeño.

 Alfonso Herrera confesó que su casa se transformó en escuela y gimnasio para que su hijo no se aburra, ello luego de encerrarse en casa tras regresar de España. 

Durante una entrevista para el programa Ojo Crítico de CNN, el actor confesó que su pequeño es un niño muy activo, y que a 25 días de iniciar el encierro: “mi esposa y yo, nos hemos roto la cabeza”, dijo.  

Es un niño muy activo, nosotros nos hemos roto la cabeza, ya hicimos un sistema solar, hemos dibujado, hemos hecho entrenamientos ninja en las sala, hemos visto todas las series que le gustan”, confesó el actor.  Además transformó la sala de la casa en una cancha de futbol:“Vivimos un día a la vez, poco a poco”, dijo.  

Compartir

Dejar respuesta