Ciudad de México.- Ha pasado poco más de un mes del fallecimiento de la hija de Pompo, Atenea, y aunque ha recibido muchas bendiciones gracias a sus famosos vasos locos, él aún piensa en ella y compartió detalles.

El animador infantil tuvo la oportunidad de compartir cómo fueron los últimos momentos de vida de Atenea, quien falleció a los 19 años de edad.

«No me pude despedir de ella con palabras y aunque nos decíamos y ella sabía cuanto la amo, no pude decirle te amo por última vez (…) solo cuando llegué (al hospital) tardaron mucho para darme acceso hasta donde estaba ella, no me dejaron entrar luego, luego y no pude abrazarla», recordó.

Aunque en un principio se especuló que su muerte se dio por el cáncer que padecía, tal parece que fue por un procedimiento que se le dio durante su segunda quimioterapia.

«Nadie se lo esperaba, nada más iba a tener su siguiente quimioterapia, la íbamos a ver al día siguiente», recalcó. «A ella no le tocaba todavía, ella no murió de cáncer, a ella le hicieron una traqueotomía para tomar una biopsia (muestra) de ese tumor que tenía, entonces la lastimaron mucho de su garganta entonces batallaba para respirar. Cuando le dieron su primer quimioterapia la tuvieron que intubar y para la segunda cuando la intubaron ya fue demasiado tarde porque ella no quería. Me hablan a mí, yo firmó para que la intuben y la anestecia que le ponen para que no le duela tanto paró su corazón».

De esta manera, Luis Alfonso Campa confirma que su hija no falleció de cáncer, sino de un paro cardíaco.

Compartir

Dejar respuesta