San Luis Potosí, SLP.- Este jueves se confirmaron tres casos nuevos más de COVID-19 en la entidad, la curva va en ascenso, se mantienen en proceso de estudio 152, 561 descartados, de un total de 761 sospechosos.

Los casos nuevos  son de exposición local, es decir de la fase dos, son dos mujeres y un hombre de los grupos de edad de 50 a 59 años de edad.

Aún San Luis Potosí pertenece a un nivel bajo de transmisión en comparación de otras entidades del país.

El 80 por ciento de los 47 casos han sido atenciones ambulatorias, el 20 por ciento una hospitalización.

En una gráfica por primera vez fue mostrada se dio a conocer que el 40 por ciento de los contagiados presentarán síntomas muy leves, el 40 por ciento leves a moderados, es decir fiebre o dolor de cabeza, y serán captados porque demandan atención médica – estos serían atendidos en las unidades centinelas-; del 12 al 14 por ciento presentan neumonía, y del seis al ocho por ciento tienen una neumonía grave y requerirán una atención especializada.

“Hay personas que están contagiadas o estarán contagiadas de coronavirus pero no lo sabremos porque no demandan atención médica”, informó Miguel Lutzow vocero técnico del Comité de Seguridad en Salud, quien  enfatizó que el COVID-19 tiene una gran capacidad de expansión y de gravarse.

Asimismo, se destacó que hay un canal endémico de enfermedades respiratorias agudas, y que alerta de la posibilidad de mayor transmisión local, mismo fenómeno se presenta en el caso de las neumonías.

Las unidades monitoras que fueron presentadas el miércoles pasado durante la reconversión monitoras, explicó la secretaria de Salud Mónica Rangel, que estarán detectando a pacientes con fiebre, dolor de cabeza, dificultad para respirar, las unidades monitoras están distribuidas en todo el estado y dependerán de cada sistema de salud, IMSS, ISSSTE, Salud Estatal, Sedena, o clínicas particulares.

Compartir

Dejar respuesta