San Luis Potosí, SLP.- Es urgente que las autoridades federales cierren la frontera norte para evitar que sigan ingresando al país personas que pudieran estar contagiadas con el COVID-19 o al menos, realizar una revisión minuciosa de cada connacional que pretenda regresar a su lugar de origen. La diputada Vianey Montes Colunga señaló que el caso registrado en el ejido Llanitos de Ciudad Fernández, es un claro ejemplo de que se deben tomar medidas porque “esa persona ya venía muy enferma de Estados Unidos, se le atiende el sábado y al día siguiente muere”. Expuso que el hecho de que haya llegado a la comunidad demuestra que no fue revisado en ningún filtro desde que salió de Estados Unidos, pasó la frontera y llegó a su lugar de origen, lo que permitió que tuviera contacto con muchas personas. “El personal del hospital de la zona no tiene medidas adecuadas de protección y son expuestos médicos, enfermeras y demás trabajadores de la salud, por ello es muy importante que las autoridades federales tomen medidas que pueden escucharse drásticas pero son necesarias”. La diputada Montes Colunga añadió: “Las autoridades federales deben ponerse las pilas, tomar acciones determinantes y dejar el discurso de que ‘todo está bien’ cuando sabemos que la realidad es muy preocupante”. Cerrar la frontera o revisar a cada uno de los connacionales que está regresando a diferentes zonas de San Luis Potosí, son decisiones que ya se deben tomar, porque “todos estamos haciendo un gran esfuerzo por cuidarnos y no se puede dejar que este tipo de riesgos siga creciendo”.

Compartir

Dejar respuesta