Nueva York.- Alison Carey, la hermana de Mariah Carey, ha denunciado ante la Corte Suprema de Nueva York que la madre de ambas, Patricia, la «forzó» a mantener relaciones sexuales con hombres adultos cuando solo tenía 10 años.

Según expone en los documentos legales que ha facilitado al tribunal, Alison acusa los supuestos abusos sexuales de los que su madre sería responsable al haber “forzado” supuestamente a la entonces menor de edad a mantener relaciones sexuales de diversa índole con extraños: una dinámica que explicaría, en buena parte, por qué Alison se dedicó a la prostitución durante tantos años a fin, además, de sobrevivir.

La demandante ha explicado en los documentos legales que ha facilitado al tribunal que, recientemente, fue diagnosticada con un trastorno de estrés postraumático desarrollado durante décadas y originado en una infancia supuestamente marcada por la explotación sexual que orquestaba su propia madre, quien incluso habría ofrecido a su hija para ciertos “rituales satánicos” que implicaban toda clase de prácticas sexuales tanto con adultos como con menores.

Compartir

Dejar respuesta