Selena Gomez compartió una fotografía en su cuenta de Instagram en donde por primera vez dejó ver la cicatriz del trasplante de riñón al que fue sometida hace tres años.

En la imagen se aprecia a la famosa en un traje de baño azul y la cicatriz se asoma en la pierna por debajo de su abdomen.

En la descripción confesó que al inicio fue bastante complicado mostrarla y por eso siempre buscaba la manera de ocultarla en sus fotos.

“Cuando recibí mi trasplante de riñón, recuerdo que al principio fue muy difícil mostrar mi cicatriz. No quería que apareciera en fotos, así que usé cosas que lo cubrirían”.Selena Gomez

Sin embargo, se dio cuenta de que su cuerpo es hermoso y ahora se siente orgullosa de esa cicatriz que le permitió mejorar en su estado de salud.

“Ahora, más que nunca, confío en quién soy y por lo que pasé y estoy orgulloso de eso. Todos los cuerpos son hermosos”.Selena Gomez

La publicación lleva más de seis millones de “me gusta” y miles de comentarios de sus seguidores que la felicitaron por atreverse a mostrar su cicatriz y por siempre ser valiente a la hora de hablar de sus problemas de salud.

Selena Gomez y el trasplante de riñón

Selena Gomez fue sometida en 2017 a un trasplante de riñón y su amiga Francia Raisa fue la donante.

La actriz que ayudó a salvar la vida de Selena reveló en una entrevista hace unos años que la intervención fue bastante difícil, ya que la cantante estuvo dos meses sin poder moverse.

“La recuperación fue dura. No quería comer, no quería beber nada y tuvo una complicación que hizo que la volvieran a intervenir”.Francia Raisa

Selena fue sometida a una operación de emergencia en la que tuvieron que sacar una vena de su pierna para construir una nueva arteria y mantener el riñón en su sitio.

Afortunadamente, Selena Gomez se recuperó y ha declarado en varias ocasiones que se encuentra estable con sus problemas de ansiedad y con el lupus que también padece.

Compartir

Dejar respuesta