Daños causados en la Iglesia de Jesús, han derivado en el enojo de los vecinos del lugar, así como de parte de la población, que ha externado la molestia sobre este tipo de acciones que se mantienen sin sanciones a los responsables, así como sin medidas desarrolladas para poder evitarlas; demandas de los ciudadanos que siguen sin ser escuchadas por las autoridades municipales.

Los destrozos fueron realizados en el contorno de la Iglesia de Jesús, la cual protege parte del terreno de la misma; en la última visita del personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia, había generado importantes planes de restauración, ante el valor histórico que representa, pero, lamentablemente, hoy se encuentra en gran parte, destruida.

Ante este tipo de acciones, algunos vecinos se encuentran molestos por la falta de respeto y valores, de quienes afectan de esta manera a la historia y a los lugares emblemáticos del municipio, ya que los daños fueron causados en ambos extremos laterales.

Cabe mencionar que los trozos derribados quedaron en el lugar, mientras que ciudadanos y principalmente vecinos, demandan a las autoridades municipales el control sobre los eventos que se desarrollan en esta zona, ya que se presume que dichas acciones, se derivan ante el consumo de alcohol, más aun, cuando en esta zona se realizan eventos, donde se ingiere gran cantidad de alcohol.

Vecinos externaron su inconformidad y desagrado sobre la poca atención que autoridades toman en este tipo de situaciones, así como las nulas sanciones para quienes siguen causando daños, no solo a los espacios públicos, sino a los monumentos o inmuebles emblemáticos e históricos del municipio en general.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.