MATEHUALA.- Madres de familia manifestaron su malestar ante el presidente municipal por el anuncio que realizó de suspender el apoyo al Centro de Atención para el Desarrollo Infantil (CADI), que atiende una población aproximada de 30 niños, por considerar que brinda un servicio extraordinario como ninguna institución similar en su tipo en Matehuala y la Región, sin apegarse estrictamente al apoyo a las madres trabajadoras, finalidad para la que fue creado.

El Ayuntamiento de Matehuala decidió hacer una revisión del funcionamiento del Centro de Atención para el Desarrollo infantil del DIF, en el que encontró que se brindan servicios únicos y extraordinarios a los niños usuarios donde las madres de familia, con una cuota de recuperación de 30 pesos por semana, cuando las madres trabajadoras pagan en las Estancias Infantiles mil 600 pesos cuando no tienen apoyo del programa federal y pagaban 100 pesos por semana cuando la Federación les apoyaba el gasto con 950 pesos al mes.

En el análisis que se hizo del funcionamiento del CADI, se detectó que algunos de los niños usuarios gozaban el privilegio de ser cuidados, alimentados y trasladados de ida y vuelta desde sus hogares a la estancia infantil, y algunos otros a instituciones de educación preescolar,  haciendo uso de vehículos que eran puestos como dato de otras instituciones públicas, cosa que en ninguna otra institución de este tipo realiza.

El Presidente municipal Alejandro Segovia aclaró que se está analizando sobre los temas del costo que genera el CADI y el real beneficio que brinda, así mismo reiteró a las madres de familia el contar con diversas alternativas que podrían brindarles en apoyo, como darles mil pesos por mes, como hace el Gobierno Federal para que cambiaran a sus hijos a una Estancia Infantil, sin embargo, algunas de ellas rechazaron la propuesta y solicitaron se continúe el servicio.

En el  análisis realizado se estableció que eran poco más 33 madres de familia que tienen niños de edad entre los 45 días de nacido a 5 años 11 meses de edad, quienes se encuentran recibiendo estos servicios, y  sólo efectuaban el pago de una cuota mínima de 30 pesos semanales,  a comparación de las que se otorgan  a estancias subsidiadas del Gobierno Federal, que es mínimo de 100 pesos por semana y mil 600 pesos al mes sin subsidio.

Madres de familia ahora están en la espera de lo que se dictamine por parte del municipio en la próxima sesión de Cabildo, sobre  los diferentes servicios que se encontraba proporcionando la guardería municipal.

DEJA UNA RESPUESTA