Así es el futbol, puede decir cualquiera después de ver un emocionante juego donde Estudiantes-Lagunita de Francisco Javier Lucio y Germán Castillo sacaron dramática victoria sobre el Pollo Loco, de Carlitos Zapata, que con 10 hombres dio brava batalla los 90 minutos y compensaciones.

Otra vez apareció Lucifer en las canchas de los Zapata Estrada para hacer otra de sus maldades, ahora su víctima fue Carlitos Zapata y su Pollo Loco que había hecho su mejor esfuerzo por al menos llevarse el premio de consolación, el 3º., después de encabezar la tabla de posiciones al final del torneo.

Estudiantes-Lagunita aprovechó esa ventaja de tener un hombre más en la cancha y se colocó en el primer tiempo 2-0 a su favor. Con esa pizarra y la desventaja numérica eran señales de malos augurios para el pollo Loco.

Al minuto 11´ “El Huevo” Juan Manuel Manzanares aparece acercándose al área de Pollo Loco por lado derecho, con el arquero cubriendo el primer poste y con deseos de salir a tapar, se anima a disparar bombeado al segundo, balonazo que se anida en el ángulo. ¡Golazo!. El 2-0 al 16´ obra de Fernando Villanueva.

En la segunda mitad Pollo Loco reacciona y descuenta, 2-1 al 63´ y en tiro libre al 68´ Carlos Ismael coloca el 2-0 y lo que siguió una lucha feroz por el control del balón. Otra vez rondaba el fantasma de los penales y ambos equipos parecían resignados a cobrarlos.

Sin embargo, viene falta afuera del área del Pollo Loco al 93´ y Jaime Torres se perfila para cobrar, su disparo vence a la barrera de tres hombres para incrustarse en el arco a media altura sin que el arquero pudiera llegar. Era el 3-2 que quebraba un empate muy disputado. Otra vez Estudiantes-Lagunita sacaba victoria llena de sufrimientos.

Compartir

Dejar respuesta