Nuria Diosdado y Betzabé Jiménez, lograron ubicarse en el segundo lugar de la competencia de natación artística en los Juegos Panamericanos Lima 2019. El equipo mexicano hizo su debut al ritmo de ‘Bella Ciao’, canción que se hizo popular por ser parte del soundtrack de la serie ‘La Casa de Papel’.

Las nadadoras lograron deslumbraron al jurado obteniendo una puntuación de 86.3328, ubicándose en un merecido segundo lugar; mientras que Canadá logró 89.3343 puntos, ocupando indiscutiblemente el primer puesto. De esta forma, el dúo mexicano volvió a quedarse con la medalla de plata, recordando la experiencia que tuvieron hace cuatro años en Toronto 2015, sin embargo, aseguraron su plaza olímpica para Tokio 2020.

Recordemos que la natación artística se trata de una composición de belleza, danza y precisión. Además, las atletas que practican esta disciplina requieren de una gran capacidad de resistencia, pues deben pasar varios minutos bajo el agua.

Para lograr el éxito en este tipo de deportes debe existir un trabajo continuo y minucioso que cuide todo detalle. Desde la alimentación y correcto entrenamiento de las nadadoras, así como la indumentaria especializada que utilicen durante la competición.

Así es, es de vital importancia que la ropa y el equipamiento requerido proporcione comodidad y seguridad para que la práctica se realice sin ningún tipo de inconveniente. ¿Por qué es tan importante?

En el caso del traje de baño para una competencia, se suele utilizar un bañador sin escote para las mujeres y tipo slip en los hombres, debido a que ofrece menor resistencia en el agua. La exigencia para los bañadores de competencia es que cuenten con el sello de la FINA (Federación Internacional de Natación), institución encargada de garantizar que la confección se realice de material textil, con una forma, flotabilidad y grosos determinados.

Con respecto a las gorras de natación, suelen ser de silicona, látex o lycra, cada uno provee de una textura y función distinta. Claro está, las gorras de natación de látex o silicona mejoran la hidrodinámica del nadador dándole mayor rendimiento. El gorro brinda protección al cabello y, sobre todo, ayuda a mantener en buena posición las gafas.

Por último, las gafas de natación complementan la indumentaria de los deportistas. Estos anteojos protectores se utilizan para evitar la entrada de objetos, agua o productos químicos en los ojos que perjudique el desempeño del nadador en una competencia. Al mismo tiempo, los lentes de natación protegen de la radiación ultravioleta y daños en la córnea, también resguardan la visión óptica de agentes dañinos del cloro y la sal.

Todos estos artículos complementan el desenvolvimiento del deportista bajo el agua, logrando que su puesta en escena sea la más satisfactoria posible. Además, este tipo de deportes resultan bastante saludables no solo para los competidores sino también para público en general, de cualquier edad, que busque relajarse, darles movilidad a las articulaciones, mejorar la salud mental, mejorar la postura y, también, perder peso de forma rápida.

Compartir

Dejar respuesta