No se recuerda en los anales de las finales de la Liga de Veteranos 35´s una como la que vivieron ayer protagonistas y cientos de aficionados asistentes a las anchas de los Zapata Estrada. Noventa minutos fragorosos, ejemplo de lo que un  futbolista defiende los colores de su equipo. PLASCAN remontó un 3-0 en contra para terminar coronándose con victoria de 4 goles a 3 en uno de los más dramáticos encuentros por el título de Campeón.

Dos caras mostraron esta final. Primeros 45 minutos donde Carnicería Madero enseñó que tenía las armas para derrotar al favorito PLASCAN que salió a la cancha con la brújula perdida. Los carniceros se habían  adueñado de la cancha e incluso provocaban penalti a su favor que para su mala suerte falla Baldemar Lugo al 13´.

No obstante esa falla, o mejor dicho gran acierto del arquero Chuy Silva quien ataja el penalti cobrado por el “Balde”, Carnicería Madero sigue siendo dueño del balón y al 29´, centro largo que no puede cortar Chuy Silva quien deja el balón frente a su arco aprovechado por Diego Tenorio para clavar el 1-0 sin problemas.

Sigue la mata dando para la Madero quien se coloca 2-0 en los botines de Adán Castillo, quien aprovecha servicio de Francisco Obregón para rematar a placer. PLASCAN, no metía, como quisiera, los botines. Peor se pone el asunto para PLASCAN cuando cae el 3-0, obra de Jaime Loera. Por fin PLASCAN responde en el minuto 45´cuando conquista el 3-1 y da señales de meterse en la pelea. Así, 3-1 finaliza la primera mitad.

Y si esa primera mitad toda fue para Carnicería Madero en la segunda parte se invierten los papeles. Ahora es la tropa de Rubén Rodríguez, PLASCAN, la que se adueña de las acciones. Conquista el 3-2 por la vía del penal, el arquero Christian Torres hace la gran atajada, pero Paulin aprovecha el rechace para descontar.

El empate a 3 goles viene en gran jugada del Tomatón, Adrián García, quien dentro del área controla balón para rematar sólido al ángulo. Más drama no se podía esperar de esta final entre dos equipos que al enfrentarse producen esos clásicos de futbol local, Güero Candelaria-José Cruz Sánchez Vs. Ramón Sánchez.

Los minutos que siguen, puro drama, ambos cuadros luchando por el triunfo. Ninguno quería perder. No es lo mismo ser Campeón que segundón. Viene cobro de tiro libre fuera del área cobrado por el surdo Paulin Sauceda, su disparo poderoso se cuela entre los zagueros que desconcierta al arquero Christian Torres, el balón se va al fondo y empieza a consumarse una hazaña sin precedentes con  ese 4-3 a la postre definitivo.

Carnicería Madero había tenido todo a su favor para sacar el triunfo, El penal fallado de Baldemar Lugo empieza a pesar en el resultado.

En el minuto final, con muchos pantalones, el árbitro Gabino Ramírez marca la pena máxima a favor de la Carnicería Guerreo, era el empate a 4 tantos. El veteranísimo Hugo Rodríguez se perfila para cobrar pero su disparo sale apenas a un lado del poste derecho del arquero Chuy Silva que vaya si impone su jerarquía bajo los 3 postes blancos.

Un hermoso juego de futbol terminaba de la forma más dramática jamás vista. PLASCAN realizaba esa hazaña, recuperarse de un 3-0 en contra y con todos los méritos coronarse Campeón de los 35´s. Los aficionados todos satisfechos por el espectáculo brindado por ambas escuadras.-

Compartir

Dejar respuesta