En un duelo entre un coloso y uno de los dos ‘Caballos Negros’ del Apertura 2019, dio inicio la ronda de semifinales entre Rayados y Necaxa, dos equipos con ideas de juego muy distintas, pero efectivas. Los Rayos con un futbol pausado e inteligente, mientras que Monterrey y su eléctrico juego vertical se veían frente en el primer paso rumbo a la final.

El partido inicio con un ritmo vibrante por parte de los dirigidos por Mohamed que en base a la velocidad y el control del balón, lograron asfixiar a Necaxa desde los primeros minutos en los que Hugo González ya era figura ante la presión de Rodolfo Pizarro y Vincent Janssen en el ataque.

Fue al 10 cuando se abrió el marcador, con un violento remate de Jesús Gallardo en el borde del área chica; Rayados ganaba con merecimiento a un Necaxa que pecó de precavido frente a una ‘Pandilla’ que no se guardó nada buscando llevarse una buena ventaja a Aguascalientes.

Monterrey no logró ser contundente y los Rayos encontraron una oportunidad para hacer daño; al 64, Mauro Quiroga demostró su olfato goleador al vencer a un Barovero que se vio poco seguro en la segunda. Sin embargo, la paridad fue efímera, cuando el ‘Toro’ Janssen en base a fuerza desplazó a Alexis Peña y remató con comodidad dentro del área para el 2-1.

Los Rayados atacaron, pero no fueron capaces de anotar un tercer tanto que sentenciara la eliminatoria. Con muy poco, los Rayos se mantienen vivos y necesitan solo de un gol para dar la sorpresa en casa este próximo sábado.

Compartir

Dejar respuesta