Para 1956, sigue diciendo Don Toño Maldonado, era presidente municipal, Santiago Vivanco a quien se le ofreció un estatal de basquetbol y lo aceptó; viendo las condiciones de la cancha, donde no se podía jugar, él instruyó a sus colaboradores a ponerle cemento, lo que para nosotros representó jugar en el cielo, un cemento parejo que perduró muchos años, hasta que vino la creación del Auditorio Municipal.

“Se hizo el acuerdo con el presidente municipal de entonces, por la necesidad de construirse un mercado, de intercambiar el terreno céntrico de la cancha Bocanegra por la construcción de un nuevo auditorio techado que está en las condiciones como las que se ven ahora”.

¿Y la duela de fin a madera que ha durado hasta hoy con algunas reparaciones cómo se adquirió? –“Con nuevo auditorio se hizo el ofrecimiento a Matehuala de un Campeonato Nacional Femenil, estando en ese entonces un primo del presidente José López Portillo como dirigente del deporte nacional, quien había adquirido algunas duelas en Estados Unidos optando por enviar una a Matehuala para la celebración de ese Campeonato Nacional Femenil que no se podía realizar en la cancha de cemento”.

Recuerda Don Toño, que una vez que finalizó dirigentes del Basquetbol potosino intentaron desarmarla para llevarla a otro lugar del Estado, sin embargo, en ese entonces había mucha unión entre los basquetbolistas que, cerrando el auditorio, encabezados por los muchachos del Parque Álvaro Obregón, impidieron que este acto se llevara al cabo. “Esa duela terminó por darle la majestuosidad que hoy sigue ostentando el Auditorio Municipal”.

Asimismo, el primer techado realizado al Auditorio Municipal con el tiempo fue deteriorándose a tal grado que en fuertes tormentas que caían sobre Matehuala, era común decir que “llovía más adentro que afuera”. Después de documentar este hecho se le mostró al ingeniero Raymundo García Olivares, candidato a presidente municipal quien enteró a Fernando Silva Nieto, gobernador, respondiendo éste a Raymundo que irían al 50% en la construcción de la nueva estructura techada que se mantiene hasta hoy, siendo así como se logró evitar más “lluvias adentro del auditorio que afuera”.

Siendo Don Toño parte activa en los mandos del Basquetbol local no dudó en mantener contacto permanente en aquellos años de los 70´s y 80´s con quintetas foráneas a través de campeonatos estatales y nacionales que se convertían en éxitos rotundos en lo económico por la gran afición que se había creado en Matehuala, siendo así como participó con selecciones de Matehuala en campeonatos estatales celebrados en Coxcatlán, Xilitla, Villa Arista, Villa Hidalgo y la misma capital del Estado, San Luis Potosí.

“Afortunadamente nunca pedimos apoyos en dinero a los Ayuntamientos. Cuando nos acercábamos a los presidentes municipales, se mostraban reacios, pero cuando se les solicitaba únicamente el Auditorio para celebrar los eventos les cambiaba el rostro al saber que ellos no desembolsarían un centavo, terminando por no pedir cuantas tampoco. Debo reconocer que no todos fueron éxitos, en algunos perdimos, pero no nos amilanamos”. (continuara)

Compartir

Dejar respuesta