MATEHUALA. – Marco Antonio Torres, Zague, árbitro del duelo Carnicería Madero y Construcciones Estrada-Triturados Potosinos-Olivar, daba 3 minutos de compensación. Eran los últimos de una batalla llena de emociones donde los arqueros habían tenido que trabajar horas extras para mantener sus arcos sin anotación.

Al final del juego “Zague” diría: “Pensé, si un equipo va ganando daré cinco minutos de compensación, pero con el empate pensé y con la tanda de penales, que sería justa para ambos equipos, decidí que solo fueran 3´ más”. Corría el minuto 97 y falta fuera del área se produce frente al arco de Olivar. El zurdo de Cedral, Baldemar Lugo, coloca el balón a su medida y saca hermoso disparo al ángulo, el arquero toca con los dedos, pero no impide que se vaya al fondo de la red.

Fueron 90 minutos de gran futbol. Ambos equipos con buen número de elementos de gran calidad. Se notó que las instrucciones para Ramón Sánchez fue mantener fuerte marca sobre el armador de Olivar, Manuel Núñez, que funcionó. “El Mane” no tuvo muchos espacios para maniobrar.

El sorpresivo gol, el definitivo, cayó como balde de agua fría al equipo Olivar y sus numerosos seguidores. No había tiempo de reaccionar pues Zague reinició el encuentro a media cancha para en escasos segundos más dar el silbatazo final. Hermosa semifinal donde no había lugar para empates.

Compartir

Dejar respuesta