Alejandro de Jesús Bojórquez, fue otro de los famosos receptores del beisbol de Matehuala de su época dorada. A Matehuala, para jugar beisbol que había aprendido en su tierra de la huasteca jarocha, para enfrentar a los grandes peloteros de esa generación dorada de los 69´s y 70´s que escribieron grandes páginas en el libro del rey de los deportes. Jugó con La Superior, de Don Jesús Mateo Rangel, quien formó un trabuco con la mira de pelear el título incluyendo en su momento a Toño Soriano.

Don Wenceslao Loera inició su historia en el beisbol local con el equipo Cámara Junior, por donde pasaron buen número de peloteros que muy jóvenes se instalaron en la categoría Especial de la Liga Municipal, fue creciendo Don Wence y pasó a jugar con La Coronita, La Corona, Zapatería Hiram, Bonetería 3 Estrellas y Coca Cola, poderosos equipos de los 70´s y 80´s.

Aristeo Sauceda “La Chiva” tuvo lo suficiente en su brazo para ser llamado por los Alijadores de Tampico jugando con ellos alguna temporada y contando en su trayectoria el haber asistido a prácticas de un equipo grande de Ligas Mayores, Piratas de Pittsburgh.

“La Chiva” fue en sus años mozos, destacado lanzador de pelota rápida y buen control. Los aficionados en los últimos años lo vieron lanzar para diversos equipos incluido al Deportivo Delfante. Entre sus recuerdos destaca haber lanzado par de juegos para ayudar a la Selección de la Liga Municipal de Matehuala a coronarse campeón estatal venciendo a San Luis, por el año de 1978, al lado de grandes peloteros como Miguel Medellín, Rey Escobedo, “Choco” Hernández, Leobardo Nieto, “Serrucho” Beltrán, Alejandrino Monsiváis, Quique Pedraza, José Luis Obregón, Jesús Ramírez “El Grande”, entre otros más, dirigidos por Víctor Correa.

Compartir

Dejar respuesta