El deporte, más que una actividad de ejercicio físico, se ha caracterizado en sus múltiples ramas por aunar a un número indefinido de personas que, además de practicar una actividad en concreto, se proclama seguidor de un equipo – o de un deportista en el caso de juegos individuales. Esto ha hecho que alrededor del deporte gire no solo la intencionalidad de cada uno para ponerse en forma o disfrutar de cualquier práctica deportiva, sino la pasión por unos colores determinados que hacen aflorar sentimientos y sensaciones como la euforia, la rabia, la ilusión, la intensidad o la alegría. Y es que cualquiera que disfrute del deporte tiene un ejemplo de élite que le inspira.

Algunos deportes suelen tener más seguidores que otros, siendo normalmente los deportes en equipo los que suelen aplicar esta lógica de un modo más descabellado. Los hinchas del fútbol o los fanáticos del baloncesto serían ejemplos típicos. Pero también actividades deportivas como el tenis o la natación son populares en las conversaciones de muchas personas afines que valoran la perseverancia, la constancia, el sacrificio y la concentración como piezas clave. 

¿Por qué es importante todo esto? Para saber qué papel juega el deporte en las sociedades tanto occidentales como orientales y entender por qué las apuestas deportivas han conseguido adaptarse a un escenario digital totalmente distinto, esta vez en forma de videojuegos. Y es que un que en cada parte del mundo se practica y se sigue más una modalidad que otra, el deporte es un elemento competitivo que enfrenta no solo a quien juega, sino también a quien lo observa. De esta manera, la forma tradicional de apostar se ha caracterizado por apostar cantidades de dinero a un resultado en concreto de un equipo en concreto, siguiendo predicciones, estadísticas o una simple intuición. Hoy en día esto va mucho más allá.

Esta nueva modalidad permite que los seguidores se conviertan en jugadores 

La llegada de los deportes electrónicos o videojuegos ha cambiado las normas del juego, haciendo que este tipo de apuestas también sean frecuentes y cada vez más populares en esta nueva experiencia de juego. Se trata tanto de deportes que se practican online como de interfaces de diferentes temáticas en las que se requiere un mínimo de 2 jugadores o equipos que compitan entre sí; normalmente, los partidos son parte de un torneo eliminatorio, en el que hay pautas, requisitos, reglas, penalizaciones y hasta árbitro, como si se tratara de un partido tal como lo conocemos. Lo que cambia es que se juega a través de Internet y un aparato electrónico, dirigiendo un equipo desde el otro lado de la pantalla. Los fanáticos pueden crear sus equipos o personajes, jugar a través de ellos y vivir su pasión desde dentro.

Que las apuestas de Esports se hayan instaurado como una alternativa al mundo de las apuestas tradicional es una muestra del impacto que la revolución tecnológica ha tenido en nuestra sociedad. Pero no solo eso, sino también de un cambio de paradigma que ha puesto la rapidez, la inmediatez y la imprevisibilidad en primera línea. Es cierto que las apuestas deportivas de toda la vida dependen de la suerte y el azar, pero también lo es que existen mecanismos de análisis, probabilidades y  estadísticas que permiten a los profesionales saber con más o menos margen de error qué resultados va a obtener un equipo. Cálculo puro. Sin embargo, las nuevas apuestas que han llegado con esta nueva manera de entender estas prácticas son mucho más imprevisibles, lo que hace que realizar una investigación previa va a ser más necesario que nunca para que no pierdas dinero. 

El avance de esta actividad: la consolidación de los videojuegos

Es en 1972 cuando podemos decir que surgió la semilla. Fue en la Universidad de Stanford y los estudiantes competían en el videojuego interactivo de ordenador Spacewar, pero no había apuestas sino un premio: el ganador se llevó una suscripción de un año a la revista musical Rolling Stones. Pero la primera competencia de videojuegos oficial se llevó a cabo en el Campeonato Space Invaders, con una asistencia de 10.000 participantes y una enorme atención mediática. Desde ese momento, es común que los deportes electrónicos organicen diferentes competiciones, sobretodo en la última década, cuando la innovación tecnológica ha sido más potente que nunca.
¿Pero cuáles son los juegos o eventos deportivos digitales más populares? Sin duda en el top 1 no puede haber otro que el World Championship of League of Legends, un evento que se celebra anualmente en diferentes países del mundo en el que los mejores clubes de cada liga se enfrentan para proclamarse el mejor equipo del año. Otro de es el Global Offensive, el circuito del videojuego Counter Strike, y en el que también se enfrentan equipos de todo el mundo.

Compartir

Dejar respuesta