Están listas las semifinales del futbol mexicano donde dos colosos y dos ‘caballos negros’, lucharán por su pase a la gran final tras una ronda de cuartos de final llena de buen futbol, goles y emociones al por mayor. 

Monterrey completó la faena en el TSM al empatar 1-1 (Global 6-3) con Santos Laguna que sufrió la «maldición del superlíder», en la vuelta de cuartos de final. El uruguayo Brian Lozano adelantó a los de la “Comarca Lagunera” al minuto 19, mientras que el holandés Vincent Janssen logró la paridad al 57. 

En el plato fuerte de la jornada, América obró el milagro en la cancha del Volcán con un victoria de 4-2, sobre unos Tigres que vendieron cara su derrota ante unas Águilas ambiciosas que no dejaron de creer. 

Los Azulcrema se fueron al frente al 21 con un tanto del joven charrúa Federico Viñas, que una vez más demostró carácter en un momento clave; el tanto generó confianza en las Águilas que al 31, conseguían el 2-0 cortesía de Guido Rodríguez. Sobre el final del primer tiempo, Henry Martín ganó un balón a Salcedo, se metió al área y sirvió para Gio que ante el arco abierto ponía el 3-0. 

En la segunda mitad, Aquino recortó distancias al 57 para otorgar dramatismo a un duelo de poder a poder en la Sultana. Las emociones llegaron al 71, cuando Gignac puso el 3-2 en un Volcán en erupción. El pase para cualquiera estaba a un error de distancia y al 80, Salcedo derribó a Roger provocando un costoso penal. Al tiro vino Aguilera con ‘sangre fría’ para el 4-2 en el cotejo, 5-4 global.  

Luego de la sorpresiva clasificación de Morelia que se impuso en la Guarida del León en un polémico final donde el VAR hizo de las suyas, además del triunfo de Necaxa en La Corregidora ante unos Gallos que rozaron el milagro, el domingo por la noche tomó forma la ronda de los 4 mejores con los duelos entre Rayos ante Rayados y América vs Monarcas.

Los cuatro primeros quedaron fuera ante la garra de unos equipos que nunca se dieron por vencidos y a partir de media semana prometen una guerra sin cuartel en la búsqueda de un nuevo campeón.   

Compartir

Dejar respuesta