Cedral.- El aumento de jóvenes delinquiendo en la actualidad, es producto de la falta de valores morales, lo que preocupa la falta de fe y el abandono de Dios, en que muchos de ellos viven, lo que los orilla a tener conductas antisociales. El abordar el tema de la inseguridad que está azotando a la entidad y a los 58 municipios, se lamenta que cada vez sean los jóvenes quienes están cometiendo delitos, por esta razón, se hace la invitación a los padres de familia a revisar donde están fallando, porque dichas conductas, hablan de la falta de valores. Son desoladoras las consecuencias que se están viendo, recordando al mismo tiempo, intentos de secuestros, que se han estado dando en la localidad. Es increíble que estén sucediendo estas cosas, pero así es y hay que enfrentar con responsabilidad las consecuencias; hoy, en las nuevas generaciones, se cosechan los primeros frutos de todo lo que nuestra civilización sembró. Sin embargo, también se subrayó que existe la esperanza de enderezar el camino de los que se han equivocado, acercándose a Dios, pero sobre todo, contribuyendo todos, instituciones, gobierno, sociedad e iglesia, para fomentar el desarrollo humano, los valores y los puntos de referencia, para poder crecer como seres humanos dignos.

DEJA UNA RESPUESTA