A 18 años de su creación, el Centro de Rehabilitación Integral (CRI) de Matehuala, ha otorgado rehabilitación a miles de personas con discapacidad de distintos municipios de la región, entre estos Cedral, Charcas, Vanegas, Catorce, La Paz, Matehuala y hasta Dr. Arroyo N.L., incluso es considerado el de más alto rendimiento en el estado, con excepción del CRE estatal.

En los últimos meses, el CRI ha tenido un crecimiento comparado con el equivalente a 15 años, ya que recientemente, se le invirtieron recursos por encima de los 300 mil pesos, con los que se pudieron adquirir una serie de aparatos y artículos terapéuticos. Además, se han realizado cambios físicos y nuevos diseños de atención, con lo que aumenta su aprovechamiento a más del 200 por ciento.

La Directora del Centro de Rehabilitación CRI, Martha Lilia García Galarza, fue la misma persona que como Presidenta del DIF, en el año 2000, gestionó la creación de este espacio, debido a que, en ese entonces, el DIF de Matehuala solo tenía una Unidad Básica de Rehabilitación, la que prácticamente fue rebasada por la demanda de terapias para niños, niñas, mujeres y hombres con alguna discapacidad física.

 

La importancia del CRI.

Según los parámetros o estándares nacionales, los centros de atención integral CRIs fueron diseñados para tener una capacidad de atención que abarca entre el 7 y el 10 por ciento de la población, esto quiere decir que, si Matehuala tiene 100 mil habitantes, también debe tener entre 7 y 10 mil personas con alguna discapacidad, pero no hay un censo que indique con exactitud cuántos habitantes requieren de algún tipo de terapia.

Sin embargo y según los informes de la Directora Martha Lilia García, en el CRI se atienden más de 140 personas todos los días, así que, en suma, la cifra nacional no está muy lejos de la realidad que se vive en Matehuala.

Pero hay un, pero; El CRI de Matehuala ha sido administrado por 7 presidentes municipales y por ende 7 presidentas del DIF, sin embargo y sin el afán de restarle créditos a nadie, las administraciones que recibieron el CRI, lo han atendido sí, pero durante 15 años se vieron pocas mejoras y mínimo crecimiento.

El Impulso al CRI se le podría adjudicar con acento, a dos administraciones municipales; La del 2000-2003 quien lo construyó y el actual ayuntamiento 2018- 2021 en funciones; el primero por el arrojo y las dificultades que tuvo para hacerlo realidad y el segundo, por el interés que le ha puesto y el impulso que le ha dado desde el inicio de la gestión.

Sin embargo, quienes tienen el poder para evaluar o darle una calificación al CRI, son los miles de pacientes que han cruzado el camino de la rehabilitación, son ellos los que deberán hablar sobre los terapistas, las áreas de Psicología, trabajo social, las consultas, el trato, la calidez y por supuesto la conducción y dirección, cuya responsabilidad recae en la señora Ludivina Sánchez Montejano, Presidenta del DIF, y Martha Lilia García Galarza, Directora del CRI.

 

DEJA UNA RESPUESTA