Se comienza a ver el cambio inestable del clima lo cual presenta un riesgo para quienes tienen las defensas bajas, ya sea por la edad o por distintas enfermedades, debido a las frescas temperaturas que se registran por las mañanas es de ponerle cuidado a los más pequeños a la hora de llevarlos a la escuela, abrigándolos bien y cubriendo el rostro para evitar que sean propensos a una gripe o neumonía. 

Los adultos mayores que acostumbran levantarse temprano también se ven expuestos debido a que algunos por distintas razones salen a la calle creyendo que aún son fuertes de su sistema inmunológico, esto puede ser aún más grave que en el caso de los niños, debido a que en caso de recaída es muy preocupante, ya que este virus trae consigo altas temperaturas corporales que pueden terminan en alguna tragedia si no son atendidos con rapidez.

Que la dejadez o la confianza no pase por la mente, no se debe pensar dos veces a la hora de abrigar bien a quienes no son conscientes de que lo necesitan, no se tiene que esperar a que alguien se enferme, es mejor tomar las debidas precauciones ya que este virus tiende a ser volátil y puede terminar afectando a terceros.

Compartir

Dejar respuesta