Las oportunidades de emprender un nuevo comercio en la ciudad es una de las opciones que se tiene en la nueva normalidad, al ya tener la oportunidad de abrir los comercios se puede comenzar a producir algún tipo de producto o la distribución del mismo.

Los apoyos de gobierno con su programa llamado Sistema de Financiamiento para el Desarrollo también han empujado fuertemente a todas esas personas que buscan iniciar su negocio, a diferencia que se les facilita un poco más en el ámbito económico ya que se les facilitan las herramientas básicas para echar a andar el negocio.

Un claro ejemplo es en los cientos de pequeños comerciantes que surgieron aprovechando la pandemia, donde crearon productos como cubre bocas, guantes e inclusive gel antibacterial, aunque no son de la mejor calidad es un claro modelo de cómo aprovechar las oportunidades que se tienen aun y cuando se decía que no era la mejor temporada para arriesgarse en inversiones.

Como ya se sabe el mejor mercado de hoy en día se desarrolla mejor cuando este se orienta a la entrega a domicilio, es por eso también los nuevos pequeños comercios no sólo se enfocan en vender productos, sino que también a trasportarlos, algo tan simple para muchos, sin embargo, paso a ser un gran mercado en la ciudad.

Compartir

Dejar respuesta