La oportunidad de ver a los difuntos para algunos fue una gran noticia ya que hay quienes se encuentran muy arraigados aun a las personas que descansan este terreno sagrado, mismas que con ansias esperaban que se les diera la oportunidad de llevar un ramo de flores.

Se le da la oportunidad de visitar algunas de las lápidas siempre y cuando respeten las normas sanitarias aplicadas dentro de la propiedad, para así no tener algún inconveniente con las autoridades de salud.

La señora Marisela nos platica lo triste que fue para ella cuando se les dio la indicación de que estarán cerrados los peatones por medidas sanitaria: “al principio creí que no sería mucho tiempo, hasta que llegaron los días festivos en los que uno acostumbra ir a asistir las lapidas, me preocupo ya que yo mantengo la costumbre de llevarle un ramo de flores a mis padres como lo hacía cuando los tenía en vida, los días que no pude sentía una desesperación y coraje hacia este virus que solo llegó para oprimirnos, afortunadamente hoy en día se nos da la oportunidad de poder asistir siempre y cuando no nos juntos, lo cual para mí no es problema ya que la mayoría de las veses voy sola, para relajarme y pensar un momento en esos bellos recuerdos que tuve con mis viejitos”, concluyo”.

Compartir

Dejar respuesta